El 29 de agosto de 1990 fue inaugurado el Albergue de Peregrinos situado en la Calle Población. Es un local amplio, con todos los servicios necesarios para la estancia y descanso y anteriormente estaba al cargo de las Hijas de la Caridad de la cercana Residencia Municipal. A día de hoy es Municipal y actualmente se encarga la empresa Josenea.